lunes, 21 de noviembre de 2011




Lo prometido es deuda, así que...

Cita a el Señor Ignacio Escolar, a Bertolt Brecht (1898-1956), dramaturgo y poeta alemán, en su blog; y yo lo hago también:

 “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de las judías, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.


Hace aproximadamente un mes que comencé a calentarme para las elecciones que se acaban de celebrar. Lo recuerdo como si fuera hoy. Todavía me encontraba en el simposio, a causa del cual solicité el voto por correo, y alguien comentó que esto solo lo podía arreglar el señor Mariano Rajoy Brey y el Partido Popular (No es mi intención herir moral o políticamente a nadie, razón por la que no “capo” los comentarios de mi blog. Si ofendo a alguien solicito ser corregido o iluminado; con argumentos, eso si).

El caso es que uno tiene unos antecedentes mas progresistas que conservadores, es decir, más de izquierdas que de centro o  derechas. Quizás esto se deba a que mis padres me educaron así y el resto, me lo he currado desde que tengo edad para participar en sufragios, viendo telediarios de distintas “empresas de información”, leyendo diferentes periódicos tanto escritos como digitales, escuchando noticias de radio, consultando programas electorales o asistiendo a reuniones o charlas electorales, que es como deberíamos llamar a los “mítines” (del inglés meating) porque soy así de curioso, así de cansino y así de pesado cuando quiero enterarme de cómo funciona algo.

Como iba diciendo, hace un mes me calenté y comencé a aumentar mis fuentes de información. Lo primero que hice fue seguir en Twitter a: @conRubalcaba, @marianorajoy, @obloque e @iunida. A parte de estos, que han dado mucho de si, ya tenía también en seguimiento a un “crack” de 26 años, al que pidieron que fuese candidato número uno por Izquierda Unida en Málaga, también @el_pais, @lavozdegalicia, @bbcmundo así como otros medios, periodistas y personas en general de mi agrado. También lo hice visitando las páginas oficiales de los cuatro partidos que en aquel momento me interesaban.

A saber, PSOE, PP, IU y BNG. Es decir, un partido de centro-izquierda que dice ser de izquierdas; un partido que aglutina a casi todos los votantes de derechas de España y que se pone la piel de partido de centro-derecha, un partido de izquierdas que es tan de izquierdas que en algunas cuestiones se pasa dos pueblos, volviéndose a mi modo de ver, radical; y un partido nacionalista de izquierdas de mi comunidad autónoma, Galicia, en la que son la única alternativa nacionalista seria, a la cual, siempre desde mi humilde y respetuoso punto de vista, castiga electoralmente un poco su movimiento de juventudes Galiza Nova.

Durante dos semanas estuve echándole un vistazo a los programas electorales de estos partidos (que nadie se piense que me los estudié ni mucho menos), consultando noticias en los medios que ya he citado, a parte de visitar las páginas web de El Confidencial Digital, Democracia Real Ya, el movimiento 15M, Mundodesconocido y otras de ese estilo, es decir, de información independiente poco sesgada (o para mucha gente menos curiosa o informada, páginas de culturetas, perroflautas, gafapastas o “frikis”)

¿A quién votar entonces?

¿Quizás al relevo de aquel señor que afirmó que estábamos en la “Champion Lí” y que negó hasta que no pudo más que el país se encontraba en crisis?, ¿Aquel señor de cejas puntiagudas, tan fácil de caricaturizar, al que yo había votado con anterioridad y que no me representaba a mi, a mis intereses ni mi forma de pensar y ver las cosas? No, seguro que no.

Pero entonces, ¿a quien entregar mi valiosa papeleta? ¿cuál era la alternativa a semejante espantajo de gestión? ¿sumarme al cambio propuesto por el señor Rajoy? No, dado que votar a su partido en Galicia no suponía ningún cambio pues ya estaba “gestionando” la Xunta y la política llevada a cabo por el señor Feijoo, la cual Rajoy calificó como modelo a seguir por el estado, estaba cayendo por su propia ineficacia. Vamos, que el PP en mi tierra (reitero mi humilde punto de vista), a pesar de lo que votaron “los viejos” y los, electoralmente hablando, “ignorantes” (por otros denominados, votantes “zombis”), hacía aguas.

Quizás… ¿A Izquierda Unida, la sempiterna olvidada de Galicia?, ¿Ese partido que ondea banderas Republicanas en sus mítines? ¿Ese partido que tras unir fuerzas con el PCE reclama la vuelta de la República, a la chita callando? ¿Qué es lo que pasa? ¿No sabemos la historia de nuestra bandera actual? ¿No sabemos que estaba mucho antes que la de la 1ª República o qué? Para mi, la 3ª República no debería ser reclamada a no ser que el Rey Don Juan Carlos I o alguno de sus herederos o herederas renunciase al trono. Por cierto que la bandera actual fue la primera bandera ondeada en un los buques de guerra españoles y Primera Bandera Nacional por Real Decreto de 28 de mayo de 1785, de Carlos III, así como bandera provisional de la 1ª República, ¿o eso no nos interesa decirlo? No se, quizás…

¿O podía elegir como alternativa válida al Bloque? ¿El Bloque? ¿Ese partido cuya organización juvenil, Galiza Nova, desde mi punto de vista restaba seriedad a todas las buenas cosas que hacían tanto los Alcaldes como los Concejales, Parlamentarios, Diputados o Senadores? Vaya duda…

Lo jodido de todo esto es que, habiendo consultado los programas, ninguno de los 4 partidos anteriores representaba íntegramente mi ideología (uno que es rarito), por lo que mi voto, definitivamente iba a ser a “los de casa”, a los que en el fondo eran más afines a mi forma de entender el país, dado que, nadie como los gallegos para tirar por mejoras de todo tipo para Galicia, independientemente de algunos desacuerdos en política lingüística (no puedo con el Grazas) o territorial (no quiero que mi carnet ponga como nacionalidad “GALLEGO”. El ser gallego es algo que no tenemos que ir pregonando por ahí, si no que ya se da cuenta todo Dios de lo buena gente que somos. Tampoco hace falta ser presumido diciendo a todo el que pasa: - ¡Ei, meu! Son da Galiza).

Desde luego está claro que de ningún modo podríamos esperar la misma atención hacia nuestra tierra de una señora Zamorana, que se sentía Zamorana, pero que se presentaba por el PP en la Provincia de Pontevedra, ¿no debería presentarse por Zamora, leñe? Y hasta aquí el análisis Pre-Electoral, ahí es nada.

Solo queda el día de las elecciones que para mi sucedió el día 16 de Noviembre, debido a que como ya dije, al encontrarme en el simposio, solicité el voto por correo.

Así que, para mi, el día 20 de Noviembre, a parte de ser Domingo, haber muerto el abuelo de unos amigos e ir a darle mi más sentido pésame a la familia, fue un día como otro cualquiera… hasta que llegó Él.
Mariano, Preshidente de los Jodiosh


MARIAAAAAAAANOOOOOOOOOrl, Rajoy Brey, El Futuro Preshidente de Eshpaña, por obra y gracia de los votantes. Nuestro Meshiash, nuestro salvador, el que según los de más a la derecha va a salvar el País. Y yo me pregunto ¿A qué precio?


Analizando el Lunes, bastante cansado por la hora a la que me acosté el Domingo, llego a varias conclusiones:

- El dinero que se llevan de las arcas públicas los partidos por cada escaño conseguido en el Parlamento, así como en el Senado, desde mi humilde opinión es, excesivo no, lo siguiente. Son 21.633 €ureles, algo más de 3 millones y medio de las antiguas pesetas (snif). Manda tela, ¿no os parece?. Simples matemáticas, el PPSOE ingresa en sus cuentas, de las cuentas públicas, es decir, del dinero de nuestros impuestos, la friolera de 10.383.840 €, ¡sólo! ¡nada más! Solamente son 1.723 millones de las antiguas pesetas (snif). Diríamos en Galicia, MANDA CARALLO.

- ¿Quién leches limpia las calles, las farolas o las vallas publicitarias? ¿Se encarga el personal de los Partidos Políticos o van a contratar gente (dejad que me carcajee un rato) a tal efecto?

De todo lo escuchado, leído y visto me quedo con la máxima de Don Arturo Pérez Reverte que dice:

“Cuando al español le dan de comer,
o lo están jodiendo o lo van a joder”.

5 comentarios:

Adycto dijo...

Non por ser habitual hai que deixar de dicilo. Excelente análise e excelente entrada. Iso si, eu postos a citar, preferiría citar ao capitán Alatriste -aínda que non sexa el o autor final da cita- "Mátalos a todos y que Dios eliga a los suyos". Isto vaille gustar ao teu cuñaaaaaaaoo.

O peor de todo é que a xente non se da de conta de que non todos son iguais e de que as solucións que vai aplicar Rajoy -como as que aplicou ZP- non son efectivas. E xa o temos comprobado.

Frantxu dijo...

Viendo esto, diría un compañero de oficina: "Se fusila poco y mal" Que también le gusta a mi cuñao. Y muerto el perro se acabó la rabia.
Si es que tenemos un refranero muy rico y del que podemos y debemos aprender, que como diría mi alcalde, Secundino: A sabiduría está nos vellos.
Muchas gracias por la opinión, Adycto y a ver si nos vemos antes del año que viene.

Anónimo dijo...

Correcto, gústanme os dous comentarios. Digamos que me van ser útiles de carallo. Agradécese que enriquezades o meu repertorio, un saúdo ninja.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho Fran.

Me siento identificada con alguna de tus reflexiones, y debo confesar que entre los míos (familia y amigos), y pese a que yo no lo hice, sí prediqué para que ellos votaran por el BNG.

Después de analizar los resultados de las elecciones del 2008 me quedó claro que los escaños que peligraban por la provincia de Coruña eran el tercero del PSOE y el del BNG. Así que me incliné por trabajar para apoyar este último en detrimento del "socialista". Simple cuestión de coherencia.

He de reconocer que yo he votado al PSoE en varias ocasiones a lo largo de mi vida; en los comicios del 2008, por la simple intención de que no gobernase el PP, así de claro. Pero tras estos tres años de despropósitos y después de haber madurado algo más (¡ya hemos pasado de los 30, qué barbaridad!) mi voto ha ido directo a la izquierda, IU-LV en este caso concreto, que es con quién me siento más identificada.

Por cierto, yo si conocía el origen de la bandera española, y debo decirte que para mí el hecho de enarbolar la tricolor tiene un significado de cambio de sistema. Me niego a reconocer que una persona, por haber nacido en una u otra casa y de unos u otros padres, tenga más derechos que cualquiera de nosotros. Sólo hay que leer la Declaración universal de derechos humanos, en su artículo primero para darnos cuenta de que la monarquía es algo a abolir. Lo siento, pero en esto, no admito discusión.

Un saludo de tu prima, la republicana ;-)

Carmen Prieto Luna

Frantxu dijo...

Los puntos de vista diferentes son los que enriquecen una conversación... Gracias por participar... Ya ves que yo estuve, estoy y estaré plenamente entregado al Ciber-activismo, eso si, sano ¿eh? Nada de pirateos...