martes, 13 de junio de 2017

ESTOY ENGORILADO...

De todas las cosas que me han dicho en el ultimo año, este puede ser uno de los "piropos" que mejor me ha sentado... y lo cierto es que si, me siento fuerte, poderoso, imparable, pletórico... llegará el bajón, pero mientras no llega, estoy disfrutando de un estado de forma excelente... paso a explicarlo...


Como ya sabéis, tras mi "era diética", y tras pasar por los "6 kilos oscuros", hace cosa de mes y medio me he metido en vereda y he decidido darle "castigo" al cuerpo para perder de nuevo esos kilitos de mas y de paso ganar "fuerza", y ya os aclaro que no, no me ha dado por el culturismo ni nada por el estilo, de hecho, mi animadversión por los gimnasios sigue latente desde mi ultima experiencia allá por el año 1998. Todo esto es gracias a un compañero que ha accedido a planificarme entrenamientos de fuerza, carrera, bicicleta y natacion en periodos de un mes.

El caso es que me siento fenomenal, y no hay nada mejor que ver resultados cuando estas haciendo las cosas correctamente. En cosa de un mes, he pasado de los casi 85 kg a los 79,8 actuales; he pasado de no hacer mas de dos flexiones de barra (dominadas) completas a hacer 5 bien hechas; he pasado de correr a ritmos de 4'40" el km (durante 5 km) a hacerlo en 4'05" el km (durante 2 km); y lo que mas sorprendido me tiene, he pasado de sofocarme subiendo de Sedes a Riboira en bici de montaña (unos 11 km) para comer un churrasco) y luego regresar a la Lobeira, a comprarme una bici de carretera y a hacer el fin de semana pasado lo que hasta ahora ha sido mi salida más larga en bicicleta, 115 km a una frecuencia cardiaca media de 139 pulsaciones por minuto.

En definitiva, me encuentro como nunca, solo rezo para que no me detenga ningun accidente ni ninguna lesión, y si, me encanta estar ENGORILADO...

No hay comentarios: