sábado, 18 de junio de 2011

MIS DEFECTOS, TUS CUERNOS


¿Por qué resaltas a quien pueda oírte, lo gordo que estoy, lo poco que me cuido o cualquiera de mis carencias físicas? ¿Es quizás para que la gente no se fije en lo mala persona que eres? Pues a pesar de esto, yo me he dado cuenta. Eres un auténtico HIJO DE PUTA. Aparte de ser un cabronazo, cruel, engreído, arrogante, envidioso y acomplejado.
¿Por qué no pruebas un día a dejar una cámara grabando tu puesto de trabajo para darte cuenta de lo verdaderamente cabrón que puedes llegar a ser al cabo de tu, por que no decirlo, escasa y poco productiva jornada laboral. De todos los trabajos que deberías desempeñar no haces ni el primero. Nada es cosa tuya, todo es cosa de otro. Los delegas, para así poder explayarte jugando a los coches o a la guerra con tu PC, o haciendo el trabajo que podría hacer el más nuevo de tu departamento.
Tratas a la gente como el desalmado que eres. Eres capaz de joder tus propias vacaciones y a tu propia familia, para amargarle a tu compañero, el nuevo, las suyas. Eres esa clase de persona a la que si le dan un poquito de poder, se vuelve represiva, dictatorial, opresora y corrupta. Eres como el personaje de Maquiavelo, tu fin justifica cualquier medio para conseguirlo. A veces parece que no estuvieses casado y no fueses padre, porque incluso cuando sales de marcha con tus amigotes, dejando a tu mujer con tu bebe en casa, te comportas como un solterón baboso y ansioso por follarte a lo que se te ponga por delante.
En tu vida solo importas tu, tu y otra vez tu. Todo gira en torno a ti y solo hablas de ti mismo. Tu eres el que mejor lo hace todo en tu oficina, aunque a menudo lo hagan los demás. Según tu versión, partes ladrillos a poyazos, eres el tío más eficiente de la Comunidad Europea. Tu coche es el mejor del mercad y no desistes hasta que te dan la razón por no seguirte escuchando. Vamos que si te da por decir que tu mierda huele a flores no pararías de restregársela a la gente por la cara hasta que te dijesen que es verdad. No hablemos de tus gadgets, siempre tienes lo mejor en cuanto a tecnología se refiere. Y por supuesto te llenas la boca hablando de tus amigos… JA, JA, JA, me río yo de tus amiguitos, están contigo unas veces porque son como tu o van camino de, y otras veces porque no tienen a nadie más con quien hablar o estar.
Según tu, eres el que más se cuida de la oficina, pero los cubatas que te mandas los sábados no cuentan, te los tomas con refresco light. Ni tampoco los platos de pasta que te metes para cenar. MIRATE EN EL ESPEJO, que por mucho que te acicales por delante, desde atrás pareces un fraile con ese principio de calva en el cogote. Todo lo que cuidas tu fachada exterior va en detrimento de tu interior. Si fueses una casa, hace tiempo que estarías en ruinas porque apenas te quedan “pilares fundamentales” en los que sustentarte. Y si fueses una fosa séptica ya iría tocando vaciarte, porque lo único para lo que vales es para almacenar mierda.
Por cierto, eres el rey de los pelotas. Allá donde ves un jefe o superior vas adulando y riendo gracias por doquier. Vas a comerles el nabo, a dorarles la píldora, y de paso, a darte ínfulas de grandeza e importancia, hablar sobre ti, que en el fondo es lo que se te da mejor. Que si yo ya le dije esto, que si yo ya hice lo otro, que si ese error no es cosa mía, que lo arregle este otro que para eso está, que si no es por mi esto no iría adelante y un larguísimo etc. que ahora se haría pesado.
A veces eres como un perro malcriado al que nunca le falta comida en su comedero y sin embargo es capaz de morder la mano de su dueño cuando va a echarle más. Te odio y odio a la gente que se comporta igual que tu. Me da la sensación que el motor de tus necesidades es ser más que nadie, y ese motor te deja tirado y en pelotas con facilidad.
Porque un tío inteligente que se hace el tonto, si lo hace bien, consigue que nos lo creamos; pero cuando se lo hace alguien con tan poca inteligencia y con tan poca cultura general como tu sólo necesita abrir la boca; porque si lo exagerases o lo sobreactuases, tendrías que orinarte encima, babarte al hablar y  balbucear.
Resulta que mi madre toda la vida me educó con dos o tres máximas fundamentales que desde muy niño rigen mi “quehacer” diario. Ella siempre decía (y dice) que:
“Lo primero hay que ser persona”. Si uno no es persona con los demás, estos no lo van a tratar como tal.
“No hagas a nadie lo que no te gustaría que te hiciesen a ti”. Esta creo que no necesita explicación, ¿no?
“La humildad ante todo”. A todos nos gusta que nos “regalen la oreja”, que nos digan lo bien que hacemos algo o lo bien que se nos da tal cosa o tal otra, pero aun así, hay que ser autocrítico sin llegar a ser condescendiente, y aunque en el momento nos guste lo que nos están diciendo, buscar como mejorar los errores que hemos cometidos.
Es triste reconocerlo, pero si alguien con dos dedos de frente te hubiese inculcado esto cuando eras solo un niño, quizás la gente no tendría que ver tu cara de “sobrao” y también la que pones cuando quieres hacerte el interesante, cada vez que miras a alguien a quien crees inferior a ti.
Te la partía en dos, la verdad es que si, te dejaba la cara del revés, que cuando mirases para abajo te vieras el culo en vez del pizarrillo, limpita de dientes y extras, pero soy mas educado que todo eso. Por eso me desahogo aquí, que todos salimos ganando. Yo lo escribo, la gente lo lee y tu sigues siendo como eres, creyéndote que la gente TE QUIERE, TE IDOLATRA y TE ADORA, aunque esto sea por lo que tienes, por lo tonto que eres o solo de boquilla, no por como eres o por lo bien que les caes.
De todos modos a menudo siento pena por ti. Me da mucha pena que no seas capaz de entender la mitad de lo que he escrito. Me da mucha pena que para leer este texto tengas que echar mano de un diccionario o de la Wikipedia. Te pondré una frase a ver si esta la entiendes:
¡¡¡Noooooo, maaaalo!!!, ¡¡¡Eso no se hace, tontito!!!.
Me quedo con una última frase, esta era de mi abuela QEPD:
“EL TIEMPO PONE TODO Y A TODOS EN SU SITIO”

2 comentarios:

Adycto dijo...

No me parece bien que hables así del pobre Nuñez Feijóo...él lo hace todo lo bien que puede. Por cierto, en relación con el post sobre correr só una cosa: CORRER ES DE COBARDES, lo que hay que hacer es enfrentarse a los problemas en vez de escapar de ellos....jejeje

Anónimo dijo...

los dos inquilinos de este hogar te apoyamos. grande mu grande.