miércoles, 30 de noviembre de 2011

EL PAÍS DE LOS RATONES

A toro pasado, que es como se deben tratar las cosas para que a uno no lo tachen de esto o lo otro, presento hoy una fábula.

La historia de Mouseland (País de Ratones), es una historia que fue contada por primera vez por Clarence (Clarie) Gillis, (3 octubre 1895-17 diciembre 1960), que fue un político canadiense socialdemócrata y sindicalista; y más tarde, y por el que acabaría siendo más famoso, Tommy Douglas, (20 de octubre de 1904 - 24 de febrero de 1986).
Nació en Escocia, fue pastor Bautista, prominente político socialdemócrata canadiense, líder de la Federación Cooperativa de la Commonwealth de Saskatchewan (provincia del oeste de Canadá) (CCF) a partir de 1942 y el séptimo Primer Ministro “Premier” regional de Saskatchewan (provincia del oeste de Canadá) desde 1944 a 1961. Condujo el primer gobierno regional
socialista de Norteamérica e introdujo el sistema de salud público universal en Canadá.

Se trataba de una fábula política que expresa el punto de vista de la Federación Cooperativa de la Commonwealth  (CCF), la cual afirmaba que el sistema político canadiense era defectuoso en cuanto que ofrecía a los votantes un falso dilema: la elección entre dos partidos, ninguno de los cuales representaba realmente sus intereses (¿os suena de algo?).

Hoy, tras un trabajo de hormiga obrera de las explotadas, buff, os ofrezco aquí la transcripción que no he sido capaz de encontrar en la web, podeis verlo o leerlo, para todos los gustos:



“Es la historia de un lugar llamado Mouseland. Mouseland era un lugar donde todos los ratoncitos vivían y jugaban. Donde nacían y morían, y ellos vivían de la misma manera en que tú y yo lo hacemos. Incluso tenían un Parlamento y cada cuatro años tenían una elección. Caminaban rumbo a las urnas y votaban. Algunos incluso obtenían alguna ventaja, una ventaja que recibían cada cuatro años, para ser sinceros. Tal como tú y yo. Y cada día de elecciones todos los ratoncitos acostumbraban ir a las urnas y elegían un gobierno, un gobierno formado por enormes y gordos gatos negros. Ahora, si piensas que es extraño… que ratones elijan un gobierno de gatos… sólo mira la historia de Canadá por los últimos 90 años y entonces verás que ellos no son más estúpidos que nosotros. No estoy diciendo nada en contra de los gatos. Ellos eran buenos compañeros. Ellos conducían su gobierno con dignidad, pasaban buenas leyes, es decir, leyes que eran buenas para los gatos. Pero estas leyes que eran buenas para los gatos, no eran muy buenas para los ratones. Una de las leyes decía que la entrada a la ratonera tenía que ser tan grande como para que un gato pudiera meter su pata en ella. Otra ley decía que los ratones sólo podían moverse a ciertas velocidades para que el gato consiguiera desayuno sin mucho esfuerzo físico. Todas estas leyes eran buenas leyes para gatos, pero eran bien duras para los ratones. Y cuando los ratones lo tuvieron más y más difícil, cuando los ratones ya no puedieron poner nada más… Entonces, fueron en masa a las urnas, votaron contra los gatos negros y eligieron gatos blancos. Los gatos blancos… Los gatos blancos habían hecho una genial campaña. Dijeron: “Todo lo que necesita Mouseland es más visión”. Habían dicho “El problema con Mouseland... son las entradas redondas a las ratoneras. Si ustedes nos eligen… estableceremos entradas cuadradas”. Y lo hicieron, y las entradas cuadradas fueron el doble de las redondas, y ahora el gato podría meter sus dos patas y la vida era más dura que nunca. Cuando no pudieron soportarlo más… votaron contra los gatos blancos y pusieron a los negros de nuevo, para luego regresar a los gatos blancos, y luego de nuevo a los negros, e incluso lo intentaron con gatos mitad blancos, mitad negros, a esto lo llamaron Coalición. Incluso intentaron un gobierno formado por gatos con manchas, eran gatos que intentaban sonar como ratones pero que comían como gatos. Verán, amigos, el problema no estaba en el color de los gatos, el problema estaba en que eran GATOS. Y porque eran gatos, ellos miraban naturalmente por los intereses de los gatos y no de los ratones. Finalmente, llegó desde lejos un ratoncito que tuvo una idea. Amigos, estén atentos al humilde compañero con una idea. Él les dijo a los otros ratones: “Miren, compañeros, ¿Por qué seguimos eligiendo un gobierno formado por gatos?, ¿Por qué no elegimos un gobierno formado por ratones?” “¡Oohh! – dijeron – Es un bolchevique (algo así como un comunista radical)”. Así que lo metieron en la cárcel.

Pero quiero recordarles que pueden encerrar un ratón o un hombre,
pero no pueden encerrar una idea”.

Algunos logros de este hombre, (bisabuelo de Kiefer  Sutherland (actor) y que, en el año 2004 fue votado en un programa televisivo canadiense a nivel nacional como “el Canadiense más grande de la historia”), fueron:

  • la creación del Saskatchewan público. Sucesor de la Comisión de corriente eléctrica de Saskatchewan, que comenzó un programa largo para ampliar el servicio eléctrico a las granjas y a las aldeas aisladas.

  • la creación en Canadá del primer seguro público para automóvil, la oficina de seguro del gobierno de Saskatchewan.

  • la creación de una gran cantidad de corporaciones de ayuda, muchas de las cuales compitieron con el sector privado.

  • legislación que permitió la sindicalización del servicio público.

  • un programa para ofrecer cuidado hospitalarios gratuitos a todos los ciudadanos -el primero en Canadá.
La historia  contada por Tom Douglas en 1944 es muy válida para la situación socioeconómica actual. Probad si no me creéis, a decir España o el nombre de vuestra Comunidad Autónoma donde el dice Canadá.

Nos queda muchísimo que  aprender, sobre todo de nuestra propia historia, de los viejos sabios del lugar, de los abuelos y abuelas que vivieron más que nosotros y es que, como dijeron hace muchos siglos los Romanos:

“Nihil novum sub sole”
No hay nada nuevo bajo el sol.


Como de costumbre, documentado en Wikipedia, la enciclopedia libre. Y la transcripción la he adaptado de un video colgado por una asociación sudamericana en Youtube.

No hay comentarios: