viernes, 18 de diciembre de 2015

PROGRESANDOOOO... (ADELGAZANDO PARTE IV)

Estoy que no quepo en mí de satisfacción. Os cuento. Mi anterior periplo con las dietas acabó como acaban siempre las dietas: volviendo a engordar (sobre todo cuando la razón de adelgazar es por estética y no por salud).


El caso es que toda la ropa que había ido comprando para aquella etapa de "fugaz" delgadez (9 meses), acabó guardada en una caja que anteriormente había contenido una bici BMX de una tienda de Chiclana de la Frontera (historia que deberá ser contada en otro momento) y rotulada por fuera con
la frase "Ropa Fran Gordo Delgado". Fijaros que rápido recuperé el peso perdido, que hasta había pantalones con la etiqueta puesta y aún sin arreglar el largo de pierna (uno que es bajito y todos los pantalones le sobran al largo). En definitiva, LA HE VUELTO A ABRIR, lo cual me ha propiciado un subidón de moral de la leche.


Si a esto le sumamos que el pasado lunes 14 de Diciembre me he pesado y ya rondo los 90 kg. de peso, concretamente 91,5 kg., lo cual para haber empezado en 109 kg. hace menos de 2 meses no está nada mal, pero ahora vienen las "Fiestas" Navideñas (o festines, según se mire) por lo que he ido a consultar a mi dietista, que me ha dicho que estoy progresando mucho, y que en nada estaremos en dieta de mantenimiento ya, y me ha dado una de las alegrías del año, cenas libres en Nochebuena y Fin de Año así como comidas libres en Navidad, Año Nuevo y Reyes, con dos únicas reglas:


1.      que el resto de los días siga a rajatabla lo que ella me ha mandado y
2.      que antes y después de las cenas y comidas libres, me tome piña fresca. 


Algunos diréis que soy extremista, otros que pretencioso, pero yo sé bien como me funciona la cabeza y el cuerpo y si no hago las cosas así de tajantes, no acaba bien. Tengo que ser fuerte por lo que me he propuesto unos cuantos objetivos:


El primero de los objetivos que me he marcado para estas fiestas es no probar los postres típicos de estas fechas, y concretamente "ni un solo polvorón en todas las navidades" (es mi máxima). Cosa que me va a resultar difícil, pues los polvorones son algo que antes me volvían loco, pero por ahora estoy ganando yo en este reto y espero ser fuerte. Así, de un plumazo, me quito mantecas de cerdo, frutos secos, harinas y azúcares por doquier.


El segundo, no beber alcohol, y si lo bebo, que sea sin "burbujas", es decir, el único alcohol que me voy a permitir estas navidades (o por lo menos voy a intentarlo) va a ser una o dos copitas de un buen vino, en los días señalados. Y, como la dietista me ha permitido, o por lo menos tolerado, que me tome una cerveza sin alcohol (o,o%) cada 2 semanas, posiblemente haga coincidir esa cerveza con alguna de las comidas o cenas que tengo pendientes estas fechas. 


El tercero incrementar el entrenamiento "en mojado" (piscina), por encima de los 2000 metros. Esto me va a llevar un tiempo planificarlo, pues por un lado tengo que consultar todavía los horarios de piscina durante el periodo estival navideño para no llegar a la puerta del pabellón y tener que darme la vuelta; y por el otro molestar a mi "entrenador" para hacer las modificaciones pertinentes a la tabla actual de ejercicios.


Y el cuarto, y no por ello el menos importante ni el último de los objetivos que me he marcado, comenzar a usar la bici. Esto tiene miga, os cuento: Resulta que a principios de año se me antojó una bicicleta, porque iba a comenzar a andar en ella, la iba a usar, en serio, me hace falta nena, venga, no seas así... Al final se compró la dichosa bicicleta que creo que no tiene más de 1 km recorrido. Con deciros que la última vez que me subí a ella le di aire a las ruedas y vuelven a estar desinfladas. Pues, estas fiestas, voy a empezar a rodar un poquillo por las pistas de la concentración parcelaria que rodean A Lobeira, y a ver si no me come el lobo


Y para finalizar, ya os adelanto una cosa, a primeros de febrero comenzaré a correr, ¡por fin! (digo por fin como si me gustara correr, que es una mentira como la copa de un pino), así que tendré que librar un armario de casa para ir guardando todas las prendas fluorescentes que me vaya comprando (ironía "on").

¡QUE PASÉIS UNAS MUY FELICES FIESTAS Y QUE EL AÑO 2016 VENGA CARGADITO DE FELICIDAD, SALUD, AMOR, DINERO Y DEMÁS COSAS BUENAS!
Hasta el año que viene...

No hay comentarios: