martes, 25 de octubre de 2011

MARRONES HANDBOOK III

Aquí os dejo otra entrega del ya imprescindible para muchos, Marrones Handbook. Hoy...

4 TERMINOLOGÍA DE USO CORRIENTE

El marrón no es un objeto aislado. Parte de su idiosincrasia reside en el conjunto de accesorios y/o complementos de que se rodea y que contribuyen a darle carácter. He aquí una lista de terminología corriente, aplicada al marrón.


4.1 Comerse un Marrón (To Eat a Brown)

La más usada. Es el hecho en sí mismo de haberse convertido en receptor de un marrón fresquito.
Afortunadamente, el hecho de comerse un marrón no tiene por qué implicar tener que finalizarlo.
Son sinónimos de esta acepción, enmarronarse (To Be Browned) y recibir un marrón (To Get Browned). La frase usualmente empleada por los browners es “Te ha caído un marrón”, lamentablemente intraducible (A Brown has fallen upon you, no es válida).

4.2 Marronómetro (Brownmeter)

Se denomina así al documento (impreso o electrónico) donde se van apuntando los marrones, tanto encargados como planificados.
El marronómetro puede adquirir diversas y variadas formas, recibiendo nombres curiosos según se les iban ocurriendo a sus creadores. Así podemos encontrar el Diagrama de Gantt, el Cuaderno de Carga, etc..
En general, el marronómetro sirve para que los Browners tengan apuntadas las fechas previstas de finalización del marrón y, llegado el momento, se sientan en el derecho de exigirlo. El marronómetro es una de las más fuertes medidas de presión psicológica que pueden aplicarse al Browned.

4.3 Zona de Marrones (Brown Zone)

También denominada Zona de Alto Riesgo de Marrón, es un lugar donde la probabilidad de comerse un marrón es mucho más elevada de lo normal.
Estas zonas no suelen estar delimitadas físicamente, siendo un conjunto finito (distinto del vacío) de recintos múltiplemente conexos, abiertos o cerrados, entre los cuales no tiene porqué existir una relación causal.
Suelen ser Brown Zones los despachos de los jefes, las zonas colindantes a dichos despachos y aquellos lugares por los que suelen pasar con frecuencia. También pueden incluirse en esta clasificación las zonas frecuentadas por los browners. Es imprescindible evitar estas zonas en la medida de lo posible, ya que la probabilidad de comerse un marrón es directamente proporcional al tiempo que se pase en ellas

4.4 Sala del Marrón (Brown Room)

También conocida en ciertos entornos como staff, es el lugar donde los browners suelen elegir a sus víctimas.
Se sabe de empresas que dedican espacios específicos como Brown Rooms.
Normalmente estas salas están ocupadas por personas inmersas en una febril actividad, enmarronadas hasta las cejas, de tal forma que no es extraño ver esparcidos por la sala paquetes de patatas fritas o cajas de pizza formando altos montones. En algunas Brown Rooms se han llegado a encontrar camastros o catres, pues es sabida la tendencia de los moradores a hacer noche en ellas.
Otra característica de las Brown Rooms es que, al no tener un momento libre en que poder abandonarla, los Brown Eaters que las pueblan suelen ser los candidatos más probables a comerse el siguiente marrón, para su propia desgracia; con lo que abandonar la sala es cada vez más difícil, al entrar en un proceso eternamente recursivo.

No hay comentarios: